Consigue un cuerpo bikini ¡comiendo más!

Consigue un cuerpo bikini ¡comiendo más!

11 julio 2018

¡Ponte las pilas y come!

Exacto. Quieres bajar de peso, quitarte esos kilos acumulados durante el invierno o adquirido de malos hábitos, y justamente el error número uno que cometemos todos es que dejas de comer o comes mucho menos.

Todo lo contrario. Si tu objetivo es ponerte en forma para este verano y olvidarte de la famosa operación bikini para los años posteriores, lo que tienes que hacer es comer más.

Menú Típico:

  • Desayuno: zumo de naranja y una tostada con una (triste y solitaria) loncha de pavo
  • Media mañana (en muchos casos ni la haces): una pera
  • Almuerzo: lechuga, tomate, pollo asado un yogurt desnatado
  • Merienda: una infusión
  • Cena: medio paquete de galletas, una tableta de chocolate, un refresco, y 3 trozos de pizza doble de queso… los postres a parte

¿O me diréis que no?

Todos hemos caído alguna vez en ese error, sobre todo cuando el tiempo es limitado y el verano ya está aquí.

Y es que lo que nos tenemos que quitar es el miedo a comer. No entiendo (y me incluyo yo) ¿Por qué comes menos que mi gato todo el día, pasando un hambre horrorosa si sabes que a la noche te va a poseer el monstruo de las galletas? Y día tras día el mismo error. Y claro como por la noche te comiste hasta las patas de tu nevera, luego quieres compensar y dices “Noooo, no voy a desayunar mucho que anoche me pasé”. Error. Eso es lo peor que podemos hacer porque entramos en un círculo vicioso del que a veces nos es imposible salir y pasan los días y las semanas y sólo piensas en que tienes reservado un apartamento para lucir tipo en la playa.
 

Ponte las pilas ya, rompe de una vez ese ciclo y empieza por comer más cantidad desde por la mañana. Tan sencillo como eso.

El problema de la
ansiedad nocturna, es consecuencia de un déficit calórico durante todo el día. A tu cuerpo no lo puedes engañar y se revela si lo tratas mal. Así que empecemos por escuchar tus necesidades básicas.

Para no enrollarme mucho más te diré por enésima vez que las dietas milagro no existen, no hay secretos y tu cuerpo no se va a liberar de esos kilos de más hasta que no empieces a quitarle esa odiosa sensación de ansiedad

A continuación, te pongo un ejemplo de comida sana y variada que te puede ayudar a bajar peso.

Importante: No es una dieta personalizada, por eso que no especifico cantidades, es una fórmula básica, simple y efectiva:

 

Saciedad + Comer Cantidad = Ansiedad Cero = Cuerpo Sano = Pérdida de Peso a Mejor Ritmo = Ganas Salud

 

Desayuno:

  • ½ taza de avena (o cualquier otro cereal como centeno, espelta o trigo sarraceno). Aquí también puedes utilizar la harinas de avena (Gourmet Oat Flour)
  •  Leche desnatada o bebida vegetal como soja o almendras (con menos de 5 g de azúcar)
  • Un puñadito cerrado de frutos secos naturales.
  • Una manzana
  • Café o té solo

Media mañana (elige entre):>

Comida:

  • Una ensalada verde (lechuga, tomate, cebolla, pepino, zanahoria, pimiento…) aliñada con una cucharada sopera de aceite de oliva (10gr aprox) y vinagre o limón si lo deseas.
  • Varía: pechuga de pavo, pollo, ternera o pescado a la plancha
  • Varía: arroz integral, patatas, batatas ó legumbres guisadas

Media tarde:

  • 30 gr de Gold Whey con agua o leche vegetal sin azúcares
  • Almendras o nueces
  • Infusión (endulzada con sacarina)

Cena:

  •  Verduras variadas
  • Pescado, pavo o pollo a la plancha
  • Aceite de oliva o aguacate

 

 

 

Y no te olvides de beber a lo largo del día, mínimo 2 litros de agua.

¡Feliz verano campeones!

 
Celeste González
Celeste González

Nutricionista, entrenadora, ex-competidora fitness y amante del deporte y de un estilo de vida saludable.

Productos relacionados

  •  1683
  • Puntúe este artículo:
    4.0