Metabolismo rápido o lento

¿Cómo es nuestro metabolismo?

metabolismo rápido o lento

Pero antes de diferenciar entre metabolismo rápido o lento, ¿Qué es el metabolismo? Esa palabra que está en boca de todos nosotros y al que le echamos la culpa de no bajar o no subir… “es que no bajo porque tengo un metabolismo lento” o “soy así de delgado, es mi metabolismo”.

Primero que nada, entremos en definición. Yo lo defino como una especie de “máquina interna” que funciona todo el tiempo, tanto en actividad como en reposo. Esa “máquina” elabora todos los procesos físicos y químicos que ocurren en nuestras células.

Dicho de otra manera, encarga de convertir los nutrientes de los alimentos en la energía necesaria para que el cuerpo cumpla con todas sus funciones vitales, como respirar, hacer la digestión, la circulación sanguínea, mantener la temperatura corporal y la eliminación de desechos.

¿Cómo funciona el metabolismo?

Se compone de dos fases muy sonadas en el mundo deportivo, anabolismo y catabolismo, y ambas dependen la una de la otra y se retroalimentan:

  1. Anabolismo: fase de fabricación de tejidos corporales y reservas de energía.
  2. Catabolismo: fase de descomposición de tejidos y reservas de energías para ser utilizadas como combustible.

Las diferentes hormonas que produce el sistema endocrino, son las encargadas de regular la velocidad de estos dos procesos.

Tipos de metabolismo

Vale, y de los tipos de metabolismo, ¿cuál tengo yo? ¿metabolismo rápido o lento? A parte de saber que con el rápido te cuesta subir y con el lento te cuesta bajar de peso, hay más características que te pueden ayudar a saber qué tipo de “maquinaria” tienes:

METABOLISMO RÁPIDO. – No hace falta ser un experto para identificar enseguida una persona con metabolismo rápido. Suelen ser personas delgadas o muy muy delgadas, nerviosas, muy activas, que comen de todo y jamás engordan (vamos, ¡la envidia de todo aquel que le cueste bajar!)

Además, también presentan estas características:

  • Consumen más calorías
  • Mayor frecuencia cardíaca
  • Aumento del calor corporal

METABOLISMO LENTO. – Lo primero que se nos viene a la cabeza es una persona con sobrepeso y que hace todo tipo de dietas y no baja ni un gramo.

Pero también tienen estos síntomas entre otros:

  • Caída del pelo, uñas quebradizas
  • Piel muy seca
  • Cansancio, bajo estado de ánimo
  • Baja temperatura corporal, sensación constante de frío
  • Dolores de cabeza frecuentes

¿Qué sería lo óptimo?

A todo esto, yo añado un tercer tipo de metabolismo: EL METABOLISMO MEDIO o IDEAL, que es lo que todos y todas tenemos que tratar de alcanzar dentro de nuestras posibilidades. Hay personas que por naturaleza ya poseen este tipo de metabolismo: se mantienen en su peso, tienen buen nivel de energía y temperatura, no tienen ninguno de los síntomas anteriormente citados.

Por desgracia, debido a esta invasión que tenemos de comida ultraprocesada en nuestra sociedad, y la falta de actividad física, cada vez son menos las personas que tienen ese ideal de metabolismo. Lo peor es que no solo es cuestión de peso, un metabolismo enfermo es la causa de la diabetes tipo 1 y 2, enfermedades de la tiroides, hígado graso, hipertensión… entre muchas más.

¡Pero podemos cambiar! Todo depende de ti. Reduce al máximo la comida basura, MUÉVETE, controla el estrés y esa maquinaria llamada METABOLISMO funcionará mucho mucho mejor. Te lo aseguro.

Celeste González Nutricionista, entrenadora, ex-competidora de fitness y amante del deporte y de un estilo de vida saludable.

Post relacionados

Menú